Soy Mamá de una muñeca hermosa que acaba de cumplir 6 años y de dos loquitos gemelos lindos que tiene n 4 años y medio, es decir que desde hace seis años, se lo que significa realmente tener un hogar de papá, mamá e hijos y un mundo totalmente diferente al que yo imaginaba, sería la maternidad. 

Y desde mi corazón, pero también desde mi razón, puedo afirmarte que han sido los seis años más lindos, más especiales, mas locos, pero también los más difíciles a nivel personal, pues como Mujeres y si ya fuiste mamá, sabemos que todo cambia en nosotras, físicamente, emocionalmente, psicológicamente, en fin, creo que todas las Mujeres que hoy somos Mamás, somos una persona antes de la maternidad y otra ahora. Y no lo digo como un reclamo, pues aunque hubiera querido que muchas cosas no cambiaran en mí, principalmente de mi cuerpo, entiendo que ese proceso de cambios es completamente normal, sin embargo hay algo que sigo trabajando a diario como Mujer, como Mamá, como Psicóloga y como Coach, y es el entender, interiorizar y dar la batalla a diario para no caer en ese juego de “primero mis hijos”; es claro que ellos tres son lo más importante de mi vida, (al lado de mi esposo, mi hermano y papá), pero antes que ellos, estoy yo y estás tú y todas las Mamás que están leyendo esta nota y que en nuestro afán de brindarles a todos lo mejor de nosotras, solemos olvidarnos de nosotras mismas y de ese cuidado que a diario debemos tener no solo con nuestro aspecto físico, sino también con nuestros sueños, gustos, nuestro espíritu y en fin con todo lo que alimente nuestra felicidad.

Nuestros hijos siempre serán parte de esa felicidad, pero no podemos caer en el error de solo vivir la vida por y para ellos, debemos vivir nuestras vidas, porque antes de ser Mamás, somos Mujeres y que más lindo que ellos, los hijos, nos vean y nos sientan bellas por dentro y por fuera.

 Estamos en el mes de las Madres en varios países del mundo y por eso me pareció apropiado concientizarnos a todas las Mamás y me incluyo en esta “campaña” sobre la importancia de cuidar de nosotras mismas.

 Quiero invitarte a que te tomes unos minutos y pienses qué es lo que te hace feliz en la vida, además obviamente de ser Mamá, piensa realmente qué es eso otro que te gusta hacer para sentirte bien contigo misma, linda por fuera y por dentro y comienza a celebrar nuestro mes así, cuidando de ti, pues finalmente como siempre lo digo a mis clientes, “para que tu hogar funcione bien, quien tiene que estar bien primero eres tú”. De nada sirve querer que el hogar funcione perfectamente cuando por dentro te sientes vacía…. piensa en eso un poco.

 Hay muchas formas de cuidar de ti misma, pero la principal es queriéndote, respetándote y aceptándote como eres, una Mamá real y no perfecta o de revista, una Mamá vulnerable que se equivoca y se reinventa a diario, que tiene momentos duros, pero que al mismo tiempo ama a sus hijos y lucha para que cada día ellos sean mejores personas.

 Te invito a que cuides de ti misma, tu cuerpo, tu espíritu, tu familia y tu mundo te lo agradecerán.

 !!!!FELIZ MES DE MADRES!!!!

 Laura Romero.

Psicóloga y Coach de Mujeres.

Pin It on Pinterest